11 abr. 2016

Parque da Natureza do río Barosa


En el concello de Barro (Pontevedra), encontramos un conjunto etnográfico- natural de gran valor. Se trata de un conjunto de diecisiete molinos en cascada que aprovechan la fuerza de la caída del agua de las llamadas Fervenzas de Barosa o de Maquieira. Se trata de unos saltos del río Barosa , afluente del Chaín, que, a su vez, desemboca en el Umia. 








Estos molinos pertenecieron al Monasterio de San Martiño Pinario de Santiago. Con la desamortización del siglo XIX pasaron a manos de particulares en unos casos, y a ser molinos de maquía en otros. 

Sus "moas" molían maíz y centeno sobre todo, y un par de ellas, trigo. 

El paseo por sus senderos comienza a la altura de la Illa de Barosa y del Muíño de Oubiña, un negocio hostelero que ha respetado la estructura del molino y que está regentado por personas que se preocupan por la conservación del conjunto y por la realización de actividades que dan a conocer el entorno y la utilidad de los molinos. 


Muiño de Oubiña

Muíño de Oubiña

Muiño de Oubiña

Muiño de Oubiña


En la parte final de la cascada hay una poza hasta la que cae el agua resbalando por grandes rocas planas, pero subiendo por el margen derecho del río, llegamos a otra poza y a una parte de la cascada más vertical de gran belleza. Hasta aquí, los molinos están en el margen izquierdo, después pasan al derecho. 


Illa de Barosa


Illa de Barosa

Illa de Barosa

Illa de Barosa









Uno de esos bancos maravillosos que tiene Galicia

Pías en las rocas

Aprovechamiento del agua de un molino para otro






Aguas arriba existe una presa lítica en la que incluso vemos cantidad de grabados, mayormente cruces, pero también de tipo lineal y cazoletas, lo que nos hace pensar en una reutilización de rocas con grabados primitivos, cristianizados con cruces de protección. 






















En la parte superior, el  río va manso y existe allí otra área de esparcimiento. 










Se puede bajar por el mismo lado o por el contrario hasta llegar de nuevo a la parte inferior de las cascadas. 

Bien vale una visita con calzado cómodo y ganas de zambullirse en la naturaleza y la Historia. 

¿Quieres ver unos vídeos? Aquí dejo dos: 

video


video








2 comentarios:

  1. Preciosas fotos, el lugar no las desmerece. Lo de las cruces no lo conocía, ¡algo nuevo para la próxima visita!. ¡Ahora me fijo que en cada rincón hay un banco con vistas fantásticas!. Un saludo y felicidades por el reportaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Alberto! Ya ves, siempre quedan cosas para descubrir. Pasa siempre que dejamos cosas pendientes, pero es la disculpa perfecta para tener que volver a los sitios.¡Un abrazo!

      Eliminar