11 sept. 2015

Hágase la luz...


Muchos molinos dieron servicio como "fábricas de luz". Con la fuerza del agua y unos pequeñísimos cuadros eléctricos, se encendían las bombillas. En un mundo de velas, lámparas de carburo, queroseno y demás...una bombilla, por poco que alumbrara, era un amanecer.
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario